FeedFacebookTwitterYoutube

                       

Comienza la campaña de escolarización 2016-17

Escuelas Católicas de Andalucía (ECA), organización patronal que aglutina a la mayoría de los titulares de los centros educativos concertados de la comunidad andaluza, ha lanzado hoy su nueva campaña, con el lema “Tú eliges”, con motivo del inicio del plazo de escolarización del curso 2016-17 por parte de la Junta de Andalucía.

En este proceso participan todos los niños y niñas que se incorporan por primera vez al sistema educativo, así como el alumnado que cambie de centro escolar. Los estudiantes de  2º ciclo de Infantil, Primaria, Educación Especial,  Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato podrán presentar su solicitud desde el 1 hasta el 31 de marzo, inclusive.

ECA cuenta con 400 centros repartidos por toda la geografía andaluza que cada año atienden a más de 225.000 alumnos, niños y jóvenes, cuyas familias optan por estos colegios debido a su contrastada calidad educativa y a su apuesta por la trasmisión de unos valores cristianos de respeto y tolerancia a los demás.Los centros educativos, tanto públicos como concertados, publican la relación de puestos escolares vacantes así como la información sobre las direcciones catastrales comprendidas en sus zonas de influencia y zonas limítrofes. Cuando la oferta de plazas coincida o sea superior a la demanda, los solicitantes serán admitidos y solo en aquellos casos donde no se pueda atender toda la demanda, se procederá a la baremación de las solicitudes.

Los centros harán pública en su tablón de anuncios, antes del 11 de abril, la relación de solicitantes con la puntuación asignada y, a partir de esa fecha, se abrirá un plazo de 10 días lectivos para la presentación de alegaciones. Si tras la aplicación de los criterios de baremación (hermanos en el centro, domicilio familiar o laboral, por trabajar la madre o el padre en el centro, renta anual, discapacidad, familia numerosa o monoparental) se producen empates, se aplicará el resultado del sorteo público que se celebrará el día 10 de mayo en la sede de la Consejería, una vez cerrado el proceso de admisión de solicitudes. La relación definitiva de admitidos y no admitidos saldrá el 12 de mayo.

Los plazos de admisión para las enseñanzas de Idiomas, Formación Profesional Inicial, Educación permanente de personas adultas, así como Música y Danza (enseñanzas  básicas y profesionales), se establecen a partir del mes de abril.

Las familias pueden acceder al Portal de la Escolarización, disponible a través de la web de la Consejería (http://www.juntadeandalucia.es/educacion/escolarizacion), donde está recogida toda la información sobre los centros docentes, sus enseñanzas y oferta de servicios complementarios, así como la normativa que regula el proceso de escolarización y el impreso de solicitud que se podrá presentar telemáticamente o bien en los propios centros.  Además, la  aplicación para smartphones ¡Escolariza permite realizar consultas de centros  así como de los puntos del baremo por domicilio.  Como novedad este año, a través de este dispositivo las familias recibirán notificaciones gratuitas tanto del procedimiento como de su solicitud.

Incertidumbre política e institucional

La actual situación, inédita en nuestra joven democracia, de desencuentro de todos los partidos en torno a la persona y el grupo que debe presidir el Gobierno de España, ha llenado de incertidumbre el panorama político y social en el país, que afrontaba el año con expectativas de recuperación económica. Una de las leyes que parece haber quedado en el aire es la Lomce, aprobada con la mayoría absoluta del PP, pero que el resto de partidos acordaron derogarla en cuanto los populares no tuvieran esa fuerza en el Congreso de los Diputados, como ha ocurrido tras el 20D.

Mientras tanto, se siguen repitiendo los mensajes de la necesidad de alcanzar un gran Pacto de Estado por la Educación, una idea que cobra fuerza ante la necesidad de un mayor diálogo y consenso en esta nueva legislatura dominada por un Parlamento fraccionado y plural. Andalucía, por su peso en el conjunto del país, está en condiciones de abanderar ese pacto reclamado por todos pero al que nadie se atreve a meter mano,

Entrevista a la consejera de Educación de la Junta

Entrevista a Adelaida de la Calle. Consejera de Educación de la Junta de Andalucía:

“Hay que destacar la labor que hacen los colegios concertados en pro de la inclusión educativa”

El secretario autonómico de ECA, Carlos Ruiz, con la consejera andaluza de Educación, Adelaida de la Calle.

La “nueva” consejera andaluza de Educación es Doctora en Biología y ha estado toda la vida vinculada al sector educativo, donde ha sido rectora de la Universidad de Málaga (UMA) y presidenta de la conferencia de Rectores Españoles. Ahora le ha tocado ponerse al frente de los niveles educativos inferiores de una comunidad con grandes retos en esta materia. Y los afronta ilusionada, dispuesta a colaborar con los colegios concertados (“lo que funciona no se toca”) y a luchar por un gran Pacto de Estado de Educación (“un acuerdo estable ajeno a vaivenes”).

José Luis Losa. Sevilla

Tras varios meses al frente de la Consejería, ¿qué panorama ha encontrado en la Educación en Andalucía?

Lo primero que me ha sorprendido es la gran magnitud de nuestro sistema educativo. Es mayor que la población de algunos países de la UE y algunas de nuestras comunidades autónomas. Por eso está siendo para mi un bonito reto pero sobre todo una enorme responsabilidad, ofrecer mi experiencia a más de dos millones de personas que conforman el alumnado, profesorado y familias; y mi conocimiento en la gestión a más de 6.000 centros educativos. Este sistema educativo, aún empezando más atrás que el de otros territorios, avanza en inclusión e igualdad de oportunidades. Y aunque queda mucho por hacer hemos prosperado en el camino de la calidad y tenemos ideas, ilusión y ganas para que el éxito escolar siga ganando terreno en nuestra comunidad.

Usted viene de la Universidad, donde constantemente se quejan de lo mal formado que llegan los alumnos desde niveles inferiores. ¿Confía en darle un vuelco  esta situación?

Andalucía ha liderado en los últimos años el medallero de las Olimpiadas de Formación Profesional y una buena parte de los Premios Nacionales de Bachillerato se han quedado en nuestra tierra. En el panorama internacional también es reconocido nuestro sistema educativo con centros innovadores que reciben proyectos europeos o incluso por países que confían en nuestra educación, como es el caso de China y su colaboración en las ocho aulas Confuccio de Andalucía. Sin embargo, como ya he dicho, estamos lejos de la complacencia y consideramos que tenemos mucho trabajo por delante, por eso nuestro equipo pretende nivelar esas escalas y establecer un itinerario formativo equilibrado acorde con las necesidades del momento en qué vivimos y siempre focalizado en la formación integral del alumnado. Por ejemplo, pretendo reducir el escalón entre la FP y la Universidad para establecer pasarelas de excelencia con una formación pegada al entorno socioproductivo; que nos mejore como economía sostenible, y que posibilite una mejor cualificación para el mercado laboral.

¿Qué le preocupa más en estos momentos, los resultados de los informes PISA o las elevadas tasas de abandono y fracaso escolar?

En Andalucía tenemos en cuenta las evaluaciones para mejorar nuestro sistema no para competir con otros. Consideramos que si hay una carrera es con nosotros mismos para mejorar el éxito educativo de cada andaluz o andaluza. Un ejemplo son las pruebas Escala que nos permiten en mitad de un ciclo educativo corregir los problemas que se detectan con sus resultados. En el otro lado, me preocupan aquellas evaluaciones que tienen como finalidad establecer ránkings entre niños y niñas, mejores o peores, o entre centros educativos, buenos o malos. O lo que es peor, influyen para apartar a edad temprana al alumnado hacia una FP Básica creada por la LOMCE y que, curiosamente, no sirve para titular en ESO pero si para mejorar en la tabla de resultados de PISA.

En referencia al abandono y fracaso escolar, creo que el hecho de haber alcanzado el “mínimo histórico” en 2015 dice mucho del trabajo realizado por la comunidad educativa, fundamentalmente por el profesorado, en todos estos años; y de la capacidad que tenemos para seguir mejorando en estos aspectos. En sólo 8 años hemos reducido 13 puntos (del 37,9 de 2008 al 24,9% actual) y acortamos distancia respecto a la media española con un diferencial de 4,9 puntos, casi un punto menos que el año anterior. Hay que valorar este avance porque lo mismo de malo es instalarse en la autocomplacencia como en el derrotismo.

En muchos colegios echan en falta una mayor implicación de las familias, ¿Cree que muchos padres han dejado la educación de sus hijos en manos de los centros?

La educación no debe ser “tarea” de nadie sino un compromiso de todas  todos. Hay que remar todos juntos: padres y madres, profesores y profesoras, aquellos que ejercen la función directiva, y por su puesto, la administración educativa. Mi percepción es un movimiento asociativo de padres y madres motivados con su colegio y el entorno; ahora también se movilizan los antiguos alumnos cuya experiencia puede resultar muy beneficiosa. Y además puedo citar un ejemplo de la administración que está funcionando razonablemente bien como es el caso del portal “Escuela de Familia”. Aún así desde mi departamento se seguirá potenciando esa cooperación clave y necesaria.

Usted conoce perfectamente la realidad de los colegios concertados, ¿qué opinión le merecen?

Me intereso más por el alumnado que por la titularidad de los centros. Siempre defenderemos una escuela pública de calidad y que garantiza el acceso a la educación en igualdad de oportunidades. Y este mandato es para todos los centros sostenidos con fondos públicos. Se hace un buen trabajo desde los centros concertados y me gustaría destacar la labor que hacen en pro de la inclusión educativa, así como la labor compensatoria en determinadas zonas con entornos menos favorables.

¿Qué papel cree que deben jugar los 400 centros de Escuelas Católicas de Andalucía (ECA) en la educación en  la comunidad?

El que viene realizando a favor del éxito educativo, una formación de calidad y abriendo oportunidades de futuro para su comunidad educativa que es también la nuestra. Esta red es amplia y también ayuda a vertebrar Andalucía a través de la formación no universitaria en todos sus niveles. Basta multiplicar alumnado, profesorado y familia por 400 para ser consciente del tamaño de su responsabilidad y compromiso en favor de todo el sistema.

Existen voces que intentan enfrentar a la educación pública con la concertada, ¿cuál es su posición?

Yo respeto todas las opiniones pero siempre he partido de un principio básico: lo que funciona no se toca. Actualmente el sistema educativo sostenido con fondos públicos tiene una proporción razonable: 81 % totalmente público y 19 % concertado. El sistema de conciertos ha de verse también con perspectiva y esta nos lleva a dilucidar que este tipo de centros ha venido a cubrir un hueco donde la administración educativa no podía llegar, del mismo modo que la administración ha ayudado a seguir manteniendo el servicio educativo de estos centros que quizás sin este apoyo sería inviable. Mi política se resume en que en condiciones de igualdad entre lo público y lo privado me quedo con lo público, y cuando se trata de educación compensatoria e inclusiva: con los dos.

¿Qué objetivos irrenunciables se ha marcado para su etapa al frente esta consejería?

El éxito escolar, prestigiar la Formación Profesional y el Plan de Desarrollo de las Lenguas así como un Plan de digitalización y nuevas tecnologías. O lo que es lo mismo: seguir avanzado en reducir el abandono y el fracaso escolar y aumentar el éxito escolar; que la lengua sea un vehículo de comunicación y no una barrera para nuestros estudiantes, y dotar de herramientas e infraestructuras para que nuestros centros no pierdan el tren del progreso.

La pérdida de la mayoría del PP deja en el aire el futuro de la Lomce. ¿Qué ocurrirá?

La LOMCE está “pendiente del aire” en el mismo momento que sólo es apoyada por un solo partido y no con el consenso o acuerdo del resto de grupos parlamentarios. Se optó por el rodillo de la mayoría absoluta en vez de la participación de la comunidad educativa. Fíjese que con Gabilondo todos los partidos estaban de acuerdo con el Pacto Educativo propuesto menos el PP y la Ley del tándem “Rajoy-Wert” contó con el rechazo de todos menos también del Partido Popular. Deseo un nuevo tiempo en la educación y una nueva normativa.

¿Cree que existe por fin en España madurez política suficiente como para que haya un gran Pacto de Estado de Educación que evite los partidismos del pasado y el continuo cambio de sistema?

Quien no entienda el mandato de los ciudadanos a un Pacto por la Educación no tiene madurez suficiente para ejercer ninguna responsabilidad ni política ni educativa. Desde Moyano a hoy se han sucedido leyes, reales decretos … Es hora de hacer “parada y fonda”, reflexionar todos juntos y poner en marcha un acuerdo estable ajeno a vaivenes. Con participación, diálogo, compromiso, responsabilidad y buena voluntad lo conseguiremos.

El secretario nacional de EC, José María Alvira; la presidenta de ECA, Carmen Polo; la consejera de Educación de la Junta, Adelaida de la Calle, con la viceconsejera, Elena Marín; y el secretario autonómico de ECA, Carlos Ruiz.

 

Batallas mediáticas y judiciales

En reiteradas ocasiones hemos destacado desde ECA la importancia de convertir la Comunicación (tanto externa como interna) en un aspecto fundamental de los colegios y poco a poco el mensaje va calando. Son muchos los centros que se animan a profesionalizar (aunque sea tiempo parcial) esta tarea o lo dejan en un miembro de la comunidad educativa que se hace completamente responsable de esta importante tarea.

Incluso colegios centenarios cuyo prestigio siempre ha sido indiscutible son conscientes hoy de la necesidad de relanzar su imagen pública ante la realidad de un descenso de la natalidad y de la demanda de plazas. Y también saber actuar profesionalmente ante situaciones que pueden arruinar ese reconocimiento público ganado gracias a mucho años desarrollando una gran labor.

Hace algo más de un año, varios medios andaluces (especialmente El País) se hacían eco de un impactante titular: “Colegio religioso despide a un profesor por homosexual”. La información alarmó a los lectores, a la comunidad educativa, a las autoridades y al propio centro.

El colegio en cuestión reaccionó inmediatamente, consciente de que su buena imagen estaba en juego y de que tan importante era ganar la batalla judicial como la mediática. El docente aseguraba que no se le contrató por su condición homosexual mientras que el colegio negaba esta acusación e insistía en que contrató a una persona que reunía mejores requisitos, capacidades y conocimientos para el puesto.

Los hechos se remontan a 2013. En esa fecha finalizó el contrato de relevo que el profesor tenía suscrito con el centro por haberse jubilado definitivamente la trabajadora a la que sustituía. Posteriormente el centro abrió un proceso para cubrir la vacante, que el profesor no superó por razones basadas en méritos y capacidad, y se contrató a otra persona.

El trabajador acudió entonces al Juzgado de lo Social de Jerez de la Frontera alegando que el despido se había producido por su homosexualidad. La denuncia fue desestimada y recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que acaba de dictar sentencia a favor del centro.

Sentencia favorable del TSJA

En la sentencia se indica que el ex profesor tenía pleno conocimiento de la fecha en la que finalizaba su contrato que, en ningún caso, se vio influida por su orientación sexual, ya que esta era conocida por la dirección del centro desde 2010 “sin que el centro adoptara medida alguna que dificultara el ejercicio de la función docente que desempeñaba hasta su cese el 12 de diciembre de 2013”. Asimismo, el TSJA subraya que el centro “incluso le ha promocionado internamente al ser el coordinador del área de bilingüismo, desde el año 2011, es decir, un año después de conocer su condición de homosexual”.

Por otra parte, en cuanto al proceso de selección de la vacante que se produjo a raíz de la jubilación total de la profesora, y en el que participó el ex profesor, la sentencia concluye que el docente, por el cargo que ocupaba como coordinador del área de bilingüismo, conocía que el centro tenía el proyecto de proporcionar una educación bilingüe y que para ello tenía que solucionar la escasa formación en inglés de los profesores.

Esta circunstancia motivó que el profesor se comprometiera con el centro a preparar el título de C1 de inglés. Compromiso que no cumplió y que el propio Tribunal señala con incredulidad: “si empezó a desarrollarse este proyecto en el año 2011, no se comprende que en el año 2013, (el profesor) ni siquiera hubiera obtenido la titulación B2”. Reconoce, además, que la trabajadora contratada tiene una mayor preparación que el ex profesor, al disponer de la titulación que acredita un nivel C1 de inglés, ser titulada superior de la Escuela Oficial de Idiomas y tener una mayor formación académica.

El Colegio, situado en Sanlúcar, no sólo ha ganado la batalla judicial sino que ha luchado duramente porque su buena imagen sea restablecida. De hecho, también le ha ganado en los Tribunales a El País, periódico ante el que reclamó su Derecho de Rectificación por su información errónea y parcial sobre este caso.

Quizá este ejemplo sirva en buena medida para destacar la importancia de nuestra comunicación y de que si algún día algún colegio comete errores debe saber reconocerlo y pedir disculpas públicamente, y si no los han cometido, luchar por evitar que se traslade esa imagen a la opinión pública. Mientras tanto, los centros deben aprender a contar con normalidad y orgullo la gran labor que realizan en toda Andalucía.

José Luis Losa

Comunicación ECA

                                                                                        EMPRESAS COLABORADORAS

                                                                                  

                                                                                               EMPRESAS AMIGAS