FeedFacebookTwitterYoutube

                       

El año de la comunicación

El próximo mes se desarrollará en Oviedo el Congreso que Escuelas Católicas organiza cada dos años y que sirve a directivos y profesores de los más de 2.000 colegios de esta organización como lugar de encuentro para la puesta en común, la reflexión, el debate de ideas y el aprendizaje continuo en torno a la mejora de la enseñanza para nuestros 1,2 millones de alumnos de toda España.

El congreso de este año lleva como título “Emociona” (http://congresoemociona.es/) y girará en torno a la comunicación y su importancia en nuestro sector. La comunicación como herramienta de entendimiento entre nosotros, la comunicación como instrumento de educación a nuestros alumnos, la comunicación como fórmula eficaz de evangelización y, como no, la comunicación como palanca de cambio de nuestra sociedad, entre otros muchos aspectos.

Desde el Departamento de Comunicación de Escuelas Católicas de Andalucía (ECA) no nos cansaremos nunca de subrayar la necesidad de ponernos al día en todas estas herramientas para dar a conocer la magnífica labor que realizan nuestros 400 centros y nuestros 16.000 profesionales en esta comunidad.

Todos sabemos que, en la mayoría de las ocasiones, las cosas urgentes del día a día en el colegio no nos dejan ver las cosas importantes, pero entre estas últimas debe ocupar un lugar prioritario mejorar nuestra visibilidad ante la sociedad.

En los últimos años hemos visto determinadas campañas de comunicación organizadas para intentar desprestigiar a la enseñanza concertada, con falsos mitos que, sin embargo, calan muy fácilmente en una población que desconoce la realidad y que no encuentran nuestra voz. Por eso es importante, en un primer lugar, darles respuesta adecuada y, en un segundo momento, tomar la iniciativa para no ir siempre a la defensiva en la comunicación.

Hay que ser proactivos para dar a conocer a ese profesor que se jubila, entre los aplausos de alumnos de muchas generaciones, por su labor docente y su humanidad; a ese alumno que ha conseguido el mejor expediente de Selectividad de este año; a esa religiosa que ha montado una tómbola benéfica para recaudar dinero para las familias desfavorecidas de su barrio; a esos padres que han decidido montar talleres por las tardes para enseñar español a esos inmigrantes que han venido a trabajar la fresa…

Un bienintencionado pero equivocado sentido de la humildad hace que la inmensa mayoría de estas acciones queden relegadas a un plano muy reducido dentro de los centros. Sin embargo, saber comunicarlas nos permitiría que muchas personas se sientan orgullosas e identificadas con ellas y, además, provocan el efecto llamada, de gente que imita e incluso mejora determinadas iniciativas, haciéndolas virales a través de las redes y multiplicando el mensaje y la propia acción.

Junto a ese esfuerzo por la comunicación externa y el uso de las nuevas tecnologías para dar a conocer las bondades de la educación concertada, también hay que volver a subrayar la importancia de la comunicación personal. El propio nombre del congreso de Oviedo, “Emociona”, nos recuerda que el camino para llegar al corazón de nuestros alumnos, padres o compañeros pasa por eso. No basta con realizar una conexión intelectual con nuestros interlocutores. Es cada vez más necesario realizar una conexión emocional. Es lo que nos diferencia de los robots que cada día se perfeccionan para ocupar nuestro lugar en un futuro no tan lejano.

Precisamente, los próximos días 9 y 10 de octubre celebraremos en Granada y Sevilla, respectivamente, dos talleres sobre comunicación personal que tratarán sobre esta cuestión y nos darán claves para mejorar una comunicación que siempre debemos poner en cuestión, independientemente de los años que llevemos dando clase en las aulas.

Confiamos en que este curso sea el de la comunicación para Escuelas Católicas y todos y cada uno de sus centros, que podamos dar un salto de calidad que nos permita multiplicar vuestro mensaje y vuestra gran labor docente y evangelizadora.

José Luis Losa

Departamento de Comunicación de ECA

El curso por bandera

La "normalidad" con la que los 400 centros de ECA han comenzado el curso escolar contrasta con la tensión con la que ha comenzado el curso político, especialmente a nivel nacional, por la compleja situación de Cataluña. En Andalucía, la Junta y los distintos partidos políticos quieren dar este año una especial significación a la celebración del 4 de Diciembre, día en que se cumplen 40 años de la masiva manifestación en la que los andaluces salieron a la calle para reivindicar los mismos derechos que catalanes, vascos y gallegos, lo que obligó al gobierno a celebrar el referendum del 28-F. Los centros de ECA celebrarán, como siempre han hecho, tanto el día nacional del 12 de octubre, como las fiestas regionales y locales para que sus 225.000 alumnos conozcan sus raíces y se sientan identificados con su tierra, pero siempre con una vocación abierta al mundo y nunca con una idea de rechazo a otros territorios. En un mundo global como el actual, la mejor contribución que podemos hacer a la educación de nuestros hijos es nuestra apuesta por la calidad y la excelencia, además de por la enseñanza de unos valores cristianos, por la inclusión y por la capacidad de entendimiento con otras culturas, ideologías o creeencias.

 

Comunicación interna para avanzar

 

En muchas ocasiones hemos apostado, desde este Departamento de Comunicación, por la necesidad de reforzar los canales y medios para dar a conocer al conjunto de la sociedad la enorme labor que realizan nuestros 400 centros en Andalucía, el esfuerzo de nuestros 16.000 profesionales y la ilusión de nuestros 225.000 alumnos.

Sin embargo, el final del curso es un buen momento también para potenciar la comunicación interna de cada comunidad educativa, de cada centro, de cada departamento o de cada aula. Porque la única forma de avanzar es intercambiando ideas, opiniones, sugerencias y también críticas y reproches argumentados.

Estamos creando una sociedad rápida y digital, en la que un correo corporativo está sustituyendo a una reunión de profesores y en la que un chat de whatsapp parece haber suplido a las reuniones de padres. Y eso es un grave error.

Siempre seremos fervientes defensores de las nuevas tecnologías y de sus múltiples posibilidades, pero nada podrá sustituir una buena comunicación interpersonal y por eso no podemos escondernos tras las famosas TIC. Al igual que un alumno necesita al profesor enseñándole en persona la materia de la asignatura (esa información la podría encontrar en internet) también los padres necesitan al tutor contándoles en persona cómo va su hijo en clase y los profesores necesitan al director del centro explicándoles en persona cuáles son las directrices y apuestas para el nuevo curso.

El mes de junio es tiempo de comunicación. Mucha comunicación. Entre compañeros, con los directores, con los padres, con los alumnos… Curiosamente, la mayoría de los profesores reconocen su animadversión o, directamente, su miedo a hablar con los padres. Es posible que lleven razón en algunos de esos prejuicios tras malas experiencias, bien ante la exigencia de algunos padres o ante otro tipo de situaciones. Pero esta asignatura de la comunicación interpersonal aún hay que aprender a practicarla con mucha mano izquierda y con la siempre necesaria dosis de empatía para intentar ponerse en el lugar del otro.

También los directores suelen reconocer el miedo que les da explicar al claustro nuevas medidas que se quieren implementar. En ese miedo suele ir implícito un cierto prejuicio al rechazo de lo novedoso o, quizá, no saber motivar a los profesores al contarles las bondades de esas nuevas iniciativas.

Son muchos los muros silenciosos que debemos derribar constantemente en nuestra comunicación para conseguir una comunidad educativa más participativa, y para eso hace falta tanto saber hablar como saber escuchar. Ahora es el momento de hacerlo, de no dejarse nada en el tintero, para irse de vacaciones con las ideas claras y poder comenzar en septiembre con nuevos retos y una mejor relación entre todos los que componemos esta casa común de la Educación. Feliz verano.

José Luis Losa

Departamento de Comunicación de ECA

Feliz recreo

Ha sido un curso intenso para Escuelas Católicas de Andalucía, con una renovación de conciertos que finalmente se ha desarrollado por una senda razonable y, en conjunto, positiva para los intereses de los colegios concertados tras una dura batalla ante la Junta de Andalucía. También ha sido intensa para los 400 centros de ECA en la región, que mantienen su compromiso por la calidad y la transmisión de valores, en medio de una continua lucha política sobre la aplicación de la LOMCE. Y no menos intensa a nivel político, que ha concluido con el cambio de consejera de Educación en la Administración autonómica. Ahora llega el momento de parar, descansar, retomar fuerzas y planificar para volver pronto con un nuevo curso en el que una vez más intentaremos mejorar colectiva y personalmente para seguir al servicio de nuestros 225.000 alumnos y de todas la sociedad. Feliz verano.

 

Libro "Libertad de enseñanza para todos"

El texto se trata de una nueva apuesta divulgativa del autor, Jesús Muñoz de Priego Alvear, por fundamentar la libertad de enseñanza, principalmente en su oferta del ideario, analizar el sistema de financiación que actualmente la hace posible, el concierto educativo, y por favorecer un debate social con argumentos y no basado en tópicos, sesgos o prejuicios.

Y lo hace, además, de una manera accesible a todos, a los convencidos y defensores de la libertad de enseñanza pero también a sus detractores o incluso a aquéllos que, ajenos a esa problemática, quieran forjarse una opinión propia. Está escrito en tono dialogante, amigable y con buenas dosis de sentido del humor, para lo que no elude recurrir a ejemplos, anécdotas, al uso de la ironía, e incluso utilizar emoticonos y los dibujos del genial Agustín de la Torre, aunque nada de eso le resta rigor y profundidad al análisis.

El momento para esta publicación parece el idóneo, entre renovaciones de conciertos, debate por el Pacto de Estado por la Educación, y disputas públicas por el mantenimiento de la concertada y la defensa de una escuela pública única, como modelo excluyente, que supondría la pérdida irreparable de la libertad de enseñanza.

El libro puede adquirirse en papel por internet en la web libertaddeenseñanza.com http://libertaddeenseñanza.com/, o en Amazon  https://www.amazon.es/Libertad-enseñanza-¡Para-todos/dp/841697991X , entre otras, y en las librerías físicas de El Corte Inglés, Casa del libro, o en librerías locales (normalmente previa petición), por solo 12 €, y en versión ebook por 7 €.

Un libro imprescindible para la defensa de la libertad de enseñanza y la justificación de la existencia de los centros de iniciativa social, pero que por su tono también puede resultar idóneo como lectura para el verano.

                                                                                        EMPRESAS COLABORADORAS

                                                                                  

                                                                                               EMPRESAS AMIGAS