FeedFacebookTwitterYoutube

                       

El colegio malagueño Misioneras Cruzadas de la Iglesia opta a los Premios de Innovación Educativa

 
El colegio Misioneras Cruzadas de la Iglesia, ubicado en el barrio malagueño de Palma-Palmilla, forma parte de los 7 finalistas de los Premios de Innovación Educativa en la categoría de Atención a la Diversidad. Han valorado el desarrollo de innovaciones educativas en contextos de difícil desempeño.
El colegio ha participado en estos​ Premios de Innovación Educativa junto a más de 500 centros educativos de España y más de 650 experiencias de Innovación Educativa.
Para los responsables del centro "es un reconocimiento al trabajo que realizamos cada día los miembros de nuestra comunidad educativa, junto a muchos compañeros de camino que hacen​ de nuestra misión un proyecto que apasiona".
"Ser finalistas de los Premios de Innovación Educativa es una manera de reconocer el trabajo diario de muchas personas que forman parte de la misión del Colegio Misioneras Cruzadas de la Iglesia, de reconocer el apoyo de muchos que creéis en un proyecto que camina por senderos nada fáciles. Pero, la gran suerte no es ser finalistas, el gran regalo es caminar con gente que cree y deja parte de su vida en dar lo mejor a aquellos que más lo necesitan. Caminar con gente así es el verdadero premio. Este reconocimiento no nos librará de los que no creen en nosotros, ni de los que miran hacia otro lado, ni siquiera nos librará de quienes añaden piedras a nuestro camino,... Pero, cada mañana tendremos el premio de contar con alguien que nos dará ánimos para seguir Adelante, Siempre Adelante. Desde el Equipo Directivo os damos las gracias. Sigamos caminando: Adelante, Siempre Adelante. Nazaria sigue actuando y dando su carisma en cada uno de los que creen en su misión".

El próximo 25 de mayo, se celebrará en evento de entrega de los Premios de Innovación, dirigido por Esther Vaquero presentadora de Antena 3 Noticias.
​ ​
El colegio malagueño compartirá nominación con centros como Padre Piquer (Madrid), Grupo Lysmon (Alicante), Centro de Educación Especial Eusebio Martínez (Murcia), Colegios Diocesanos de Valencia, Centro de Educación Especial ASPAIS (Barcelona) y Colegio Internacional Aravaca (Madrid).
 

La enseñanza concertada mantiene sus reivindicaciones

 

Cerca de 180 representantes de los titulares de los más de 2.000 colegios católicos afiliados a Escuelas Católicas (EC) se han reunido durante día y medio en la casa general de las Hermanas del Amor de Dios en Madrid y han hecho balance del año anterior, han fijado retos y han diseñado líneas de acción de futuro. Entre ellas destacan, reivindicaciones tradicionales pero que siguen estando vigentes, y que se consideran urgentes como un Pacto Educativo que dé estabilidad al sistema, el reconocimiento y aplicación real de la libertad de enseñanza y la financiación adecuada al coste real del puesto escolar.

Estas cuestiones se consideran prioritarias y se seguirán defendiendo y reivindicando a través de Escuelas Católicas en todos los foros posibles. Asimismo, se comprometen a ofrecer una formación más integral para profesores y directores; a facilitar herramientas de comunicación que permitan a los centros difundir mejor su proyecto educativo y carismas; a defender la estabilidad y seguridad en la relación laboral entre centros y trabajadores; a impulsar una innovación educativa basada en la reflexión; a renovar su compromiso con la cooperación al desarrollo; y a lograr la alianza educativa entre familia y escuela.

Esas demandas y compromisos del sector se han resumido en los siguientes puntos:

  1. Escuelas Católicas sigue reclamando un Pacto por la Educación que dé estabilidad a nuestro sistema educativo. Lamenta que algunos partidos políticos y grupos sociales hayan abandonado, con diversos pretextos, los foros en los que se está trabajando para alcanzarlo (Subcomisión parlamentaria, Consejo Escolar del Estado), y pide a todos un ejercicio de responsabilidad para llegar a un acuerdo basado en el que se consiguió con la redacción del Artículo 27 de nuestra Constitución. Nuestra organización sigue dispuesta a colaborar en la consecución de este objetivo mediante el diálogo en todos los ámbitos donde sea necesario.
  1. Escuelas Católicas sigue luchando por el reconocimiento y aplicación real de la libertad de enseñanza en todas las comunidades autónomas mediante la defensa de las unidades concertadas con demanda social y la complementariedad de las redes pública y concertada. Asimismo, valora positivamente el reciente pronunciamiento del Tribunal Constitucional sobre diversos aspectos de la LOMCE (clase de Religión, educación diferenciada…) porque refuerza la libertad de los padres para elegir el modelo educativo que deseen entre los ofertados por las entidades titulares, tal y como contempla el Artículo 27 de la Constitución y los tratados internacionales.
  1. Escuelas Católicas renueva su petición de una financiación adecuada del coste real del puesto escolar que garantice, en igualdad de condiciones para todos, la educación de calidad que exige el futuro de los alumnos, una atención adecuada a los que tengan necesidades educativas especiales y una previsión realista de las inversiones necesarias para una Formación Profesional propia del siglo XXI.
  1. Escuelas Católicas va a seguir trabajando mediante la reflexión, el debate interno y la constitución de alianzas estratégicas en la programación de actividades relativas a la pastoral, en consonancia con nuestros idearios y nuestro Plan Estratégico. Seguirá apoyando a las instituciones titulares en su actividad en este campo y en la tarea de formación de profesores y directores mediante un documento marco renovado sobre la evangelización en la Escuela Católica, un Certamen de buenas prácticas, un nuevo ciclo de Jornadas de Pastoral en su formato bianual, los cursos de Godly Play de formación bíblica y un nuevo programa de formación teológica para docentes que facilite el diálogo fe-cultura en el aula.
  1. Escuelas Católicas considera la comunicación una herramienta fundamental de apoyo a su misión y a la de sus instituciones y centros educativos. Por eso, tras el Congreso Emociona quiere continuar la investigación sobre la comunicación global, para estar así en condiciones de implantar en nuestro ámbito las novedades que mejor se adapten a nuestras necesidades. Del mismo modo, apuesta por la formación de los centros y entidades titulares, con la convicción de que un mayor dominio de su comunicación aporta enormes ventajas a su tarea.
  1. Un pilar fundamental de nuestro trabajo es el acompañamiento a las comunidades educativas, así como su formación basada en la reflexión-acción y en los resultados de las investigaciones pedagógicas de éxito. Convencidos de que este acompañamiento ha de tener un valor significativo para las instituciones, ofrecemos a las entidades titulares y centros el Pensamiento de Innovación Educativa (PIE) sistematizado en Escuelas Católicas, que tiene por objeto mejorar la acción educativa en un proceso continuo de evolución. Así se refuerza la identidad de cada institución, se mejoran las oportunidades de aprendizaje de cada alumno y se renuevan las competencias profesionales de los educadores, haciendo de la innovación un cambio sostenible.
  1. Escuelas Católicas valora positivamente las negociaciones que se están llevando a cabo con todas las organizaciones empresariales y sindicales de ámbito nacional para clarificar distintos aspectos del VI Convenio Colectivo de Enseñanza Concertada, especialmente los que se refieren a la jornada, con el fin de otorgar estabilidad y seguridad a la norma básica que regula la relación laboral entre los centros y los trabajadores de su sector. Asimismo, nuestra organización seguirá trabajando en todos los procesos de negociación colectiva en los que participa con el ánimo de llegar a acuerdos que salvaguarden los derechos de los centros y garanticen un trato justo a todos sus trabajadores.
  1. En momentos en que parece que la economía española comienza a retomar una senda de crecimiento, Escuelas Católicas considera que deberían ser prioritarias unas políticas sociales de impacto global que ayuden a evitar dramas como los que vivimos en nuestra frontera o en el Mar Mediterráneo. Sensibles al dolor de tantos hermanos que huyen del hambre, la pobreza o la guerra y caen en ocasiones en redes de tráfico de personas o de explotación sexual, renovamos nuestro compromiso por una cooperación al desarrollo eficaz que ponga en su centro de interés la situación de las personas y la educación para su futuro, y no una política que sólo pretenda hacer muros más infranqueables.
  1. Queremos proseguir en nuestro empeño por recuperar en todos los centros la alianza educativa entre la familia y la escuela a la que nos llama el papa Francisco, convencidos de que estas dos instituciones son las fundamentales para la educación de los niños y jóvenes, y de que los esfuerzos por trabajar de común acuerdo entre ambas son irrenunciables.

La Junta vincula los comedores de la concertada al modelo de financiación

La consejera de Educación, Sonia Gaya, ha subrayado hoy que los servicios complementarios, como el comedor escolar, no están incluidos en los conciertos educativos con centros privados, aunque ha señalado que hay aspectos que la Junta se podría plantear si cambia el actual modelo de financiación autonómica.

"Tenemos que priorizar los recursos, este gobierno hace una apuesta por la escuela pública, pero si tuviéramos otro modelo de financiación y más ingresos, probablemente nos podríamos plantear ir mejorando otros muchos aspectos", ha señalado.

Gaya ha hecho estas manifestaciones, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, al ser preguntada sobre el informe en el que el Defensor del Pueblo llama la atención sobre la "diferencia de trato" a niños de la enseñanza concertada en Andalucía, que son excluidos de las ayudas para sufragar el coste del comedor escolar.

"El Defensor del Pueblo hace una serie de recomendaciones, pero parte del hecho de que la Consejería de Educación ha actuado conforme a la legalidad", ha respondido la consejera.

Así, ha recalcado que los conciertos educativos no incluyen los servicios complementarios y, preguntada sobre si la Junta concederá dichas ayudas tras la queja del Defensor del Pueblo, ha indicado: "Mientras tengamos la financiación que tenemos, priorizaremos la escuela pública y, cuando cambie ese modelo, pues ya veremos lo que podemos hacer".

Interpelada, por otra parte, sobre la reclamación de la confederación de asociaciones de madres y padres del alumnado por la educación pública (CODAPA) de un mayor control de las familias en la gestión de los comedores escolares en los centros públicos, ha asegurado que su departamento trabaja "muy de cerca" con esta entidad y procura atender sus reivindicaciones.

"Pero habría que ver en qué consiste la supervisión de los comedores escolares" ha señalado, tras lo que ha recalcado que la Junta apuesta por la participación de las familias "en todo el proceso educativo, también en los servicios complementarios".

"Supongo que llegaremos a algún tipo de acuerdo sabiendo cuál es la demanda real de Codapa con respecto a los comedores escolares", ha zanjado.

ECA pide un Pacto por la Educación en Andalucía

Escuelas Católicas de Andalucía (ECA), organización mayoritaria que aglutina al 70% de la educación concertada de la comunidad andaluza, ha lamentado la falta de avances en el Pacto por la Educación a nivel nacional, de cuya negociación se ha retirado el PSOE, y ha reclamado a los partidos políticos con representación en el Parlamento autonómico que impulsen un acuerdo regional por la Educación en el ámbito de las competencias de esta comunidad.

El secretario general de ECA, Carlos Ruiz, ha realizado este llamamiento en la Asamblea anual de la organización, a cuya inauguración ha asistido el secretario nacional, José María Alvira, la presidenta autonómica, Carmen Polo, y el director general de Planificación y Centros de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, José María Ayerbe, quien ha subrayado la importante labor de los colegios concertados en la región y ha destacado la etapa de diálogo existente entre ECA y la actual consejera, Sonia Gaya, siempre dentro de la defensa de los legítimos intereses de las partes.

En la conclusión de la Asamblea, Ruiz ha leído una declaración final en la que ha recordado que “Escuelas Católicas lleva más de cuatro años defendiendo la necesidad de este Pacto por la Educación Nacional, pero también ha subrayado que esta región, por su peso político y con una población estudiantil no universitaria con cerca de dos millones de alumnos, puede liderar un gran acuerdo educativo de los partidos políticos y el resto de integrantes de la comunidad educativa (sindicatos, patronales, padres, alumnos…) que sea un referente para el resto de España.

ECA ha mantenido siempre un sincero ofrecimiento, tanto a la Consejería de Educación como al resto de actores del sector, “a sentarnos juntos para analizar y mejorar todo aquello que sea necesario, adaptando la educación al mundo actual, que, entre otras cuestiones, nos está demandando un salto de calidad”.

“Se trata de buscar todo aquello que nos une en lugar de potenciar todo lo que nos separa, superando el enfrentamiento entre enseñanza religiosa o laica, pública o privada. No se dan cuenta de que en la diversidad, fruto del pluralismo democrático, está la riqueza de la sociedad y la libertad de los padres de elegir la educación que quieren para sus hijos”.

Escuelas Católicas Andalucía denuncia el “divorcio existente entre el diálogo político y el de la calle, que muchas veces nada tienen que ver”. “Estamos convencidos de que si sentáramos alrededor de una misma mesa a familias de distinta ideología y se les preguntara qué es lo que quieren para la educación de sus hijos, en lo fundamental inmediatamente se pondrían de acuerdo, porque todos los padres y madres quieren para sus hijos e hijas lo mejor: una enseñanza de calidad que sea garantía para afrontar unos estudios superiores o su inserción en el mundo laboral; una enseñanza que posibilite la transmisión de unos valores, como el esfuerzo, la solidaridad, la libertad o el saber comportarse con los demás”. Mientras, el debate político, ajeno a la inmensa mayoría de la sociedad, se caracteriza por ser “ficticio y estéril. Y lo que es aún más triste, un debate que no sirve para unir y llegar a acuerdos en favor de los niños y jóvenes, sino para sacar provecho propio y rédito partidista”.

Escuelas Católicas de Andalucía, desde su demostrada independencia, pide a los partidos que abandonen ese “frentismo”, en busca de su “hueco electoral”, y que apuesten por el bien de los ciudadanos, que demandan diálogo, consenso, cesión y acuerdo, sin miedo a salir juntos en la misma foto. Ese temor parece haberse convertido en el principal freno para avanzar como sociedad, sin darse cuenta de que es lo que reclaman y exigen los andaluces y los españoles.

Escuelas Católicas de Andalucía (ECA) es la organización mayoritaria que aglutina a los titulares de los centros educativos católicos de la comunidad andaluza. En esta región ECA cuenta con 400 colegios distribuidos por toda nuestra geografía, con unos 225.000 alumnos y más de 16.000 profesionales.

                                                                                        EMPRESAS COLABORADORAS

                                                                                  

                                                                                               EMPRESAS AMIGAS