FeedFacebookTwitterYoutube

                       

El año de los cambios

El año de los cambios

Pronosticábamos que el año 2013 iba a ser complicado y “no ha decepcionado”. Pocos años hemos vivido de tanto cambio y agitación en muchas de las materias que nos afectan directamente a los más de 400 centros y 16.000 educadores que Escuelas Católicas de Andalucía (ECA) tiene en esta comunidad. Cambio de Papa en el Vaticano, cambio en la Conferencia Episcopal Española, cambio de Ley de Educación (Lomce) en España, cambio de gobierno de la Junta en Andalucía…

Desde ECA, con la responsabilidad de dar servicio a más de 230.000 alumnos en la región, hemos afrontado el año con el pulso sereno y la misma disposición al cambio para adaptarnos a un mundo que evoluciona a un ritmo a veces demasiado veloz.

En Andalucía, lo acaecido el pasado curso con la denegación de conciertos a siete de nuestros Colegios ya anunciaba que los tiempos que estaban por venir no iban a ser buenos. Afortunadamente, las acciones institucionales y jurídicas que emprendimos en defensa de estos centros dieron su resultado y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía otorgó, cautelarmente, el concierto a nuestros centros hasta tanto se sustancia el procedimiento judicial.

El inicio de curso 2013-14 tampoco fue fácil. Las precipitadas Instrucciones de la Secretaría General Técnica de la Consejería sembraron el caos, tiñendo de incertidumbre la tarea educativa. A esta situación, se unió el relevo en la cúpula de la Consejería de Educación, cambiando su estructura. Todo ello obstaculizó una interlocución adecuada con la Administración Educativa andaluza.

Y si las cosas estuvieron complicadas con la Junta no han estado menos agitadas a nivel nacional con un Gobierno que se empeñó en aprobar una nueva Ley de Educación sin el más mínimo consenso necesario para evitar que se convierta en papel mojado en cuanto cambie el ciclo político.

La Lomce, lejos de ser la “ley de la concertada” como algunos insisten en manifestar, supone una enorme preocupación por cuanto no conecta realmente la necesidad de escolarización con la demanda; no introduce ninguna novedad concreta que garantice que un centro con demanda mantenga el concierto; no corrige el déficit endémico del módulo económico; no reconoce los derechos del titular del centro frente a la Administración; no garantiza la complementariedad de redes; no contempla el servicio educativo como servicio público y social, etc. Supone, por tanto, una verdadera oportunidad perdida para que el Gobierno hubiese plasmado sus principios electorales a favor de la libertad de enseñanza. Es más, EC considera que en algún aspecto la ley puede suponer un retroceso con respecto a la enseñanza concertada en cuestiones como la programación de la oferta y la autonomía de los centros.

Desde Escuelas Católicas de Andalucía hemos lamentado que la polémica sobre los centros de educación diferenciada (una parte mínima de los concertados) haya monopolizado de forma casi absoluta el debate sobre el régimen de conciertos educativos y las energías para abordar los problemas que tiene el 100% del sector.

Para terminar de rematar el año, el informe PISA 2013, hecho público este mismo mes, volvió a recordarnos la importancia de la Educación para salir de la crisis en un país absolutamente atrasado en esta materia y en una región, Andalucía, que se mantiene en los puestos de cola.

En ECA consideramos que para mejorar realmente los resultados es determinante fomentar la autonomía de los centros, reducir el número de asignaturas, conjugar innovación con la filosofía del esfuerzo, intensificar la atención personalizada a los alumnos, aumentar la implicación de las familias en la evolución del proceso educativo de sus hijos, reforzar la motivación vocacional y la autoridad de los docentes, junto con un mejor empleo de los fondos públicos destinados a educación.

Pero detrás de todo este rosario de malas noticias en 2013 hay motivos para la esperanza. El XII Congreso nacional de Escuelas Católicas celebrado en noviembre en Valladolid, al que asistieron 1.300 directivos y docentes españoles, supuso un soplo de aire fresco para creer que una nueva forma de educación es posible. El propio lema del Congreso, “Escuela creativa. Emprender, participar, dar sentido”, permite descubrir dónde se ha puesto el acento en unas jornadas que han apostado por una escuela del siglo XXI que fomente la compresión y la creatividad, y enseñe el lenguaje del pensamiento y las emociones; una escuela que sustituya competitividad por cooperación; y afán desmedido de riqueza por solidaridad y fraternidad, entre otros muchos aspectos.

Desde Escuelas Católicas de Andalucía no nos hemos quedado esperando a que escampe el temporal y en 2013 hemos ido avanzando para dar un mejor servicio a nuestros centros. Hemos incorporado a nuevas personas para reforzar las labores del Departamento Pedagógico-Pastoral, el área de Bilingüismo o la Comunicación, cuya labor se está notando en breve tiempo.

Hemos empezado a ofrecer charlas y jornadas por todas las provincias andaluzas sobre diferentes aspectos útiles para los centros y sus directivos. “Educar para la felicidad”, “Del ISO al modelo EFQM”, “Pedagogía de la interioridad: la meditación en el aula”, “La comunicación en la gestión de crisis”, etc. Hemos alcanzado un importante acuerdo para implantar en Andalucía el Programa Beda de bilingüismo que tanto demandan los centros de la región. Hemos intensificado la defensa jurídica de los intereses de ECA en diferentes ámbitos…

También queremos reforzar nuestra comunicación, externa e interna, y una buena muestra es este nuevo Boletín Digital, que aspira a convertirse algún día en revista impresa y para la que pedimos vuestra colaboración activa.

La organización se ha reforzado y ese cambio le permite afrontar los nuevos retos de 2014 con mayores ganas aún y con la misma ilusión y deseo de ser útiles para sus colegios y para la sociedad andaluza en su conjunto. Estamos convencidos de nuestro proyecto y de que la colaboración de todos nos permitirá alcanzar los objetivos que todos deseamos en el nuevo año.

Carlos Ruiz

Secretario general de ECA

Departamento de Recursos

OBJETIVOS

  • Desarrolla procedimientos de control y gestión de los recursos humanos y económicos, en aras a la consecución de una eficiente optimización de los mismos.

  • Mejorar la situación financiera de la institución, mediante una correcta aplicación de ingresos y gastos que redunde en una estabilidad económica.

  • Mantener en óptimas condiciones la infraestructura del inmueble de la Sede Regional EE CC Andalucía.

 

DESCRIPCIÓN FUNCIONAL

  • Seguimiento de contabilidad así como de los impuestos, dando cumplimiento a las exigencias tributarias y fiscales en vigor.

  • Gestión de recursos humanos y materiales, para el desarrollo de las actividades encomendadas a las áreas de este departamento.

  • Mantenimiento de las instalaciones y correcta optimización de las mismas.

  • El funcionamiento de este departamento se divide en varias Áreas de Actuación:

  1. Mantenimiento y Logística.

  2. Informática.

  3. Recepción.

 

Las personas que atienden a este departamento son las siguientes:

  • Mª Ángeles Nevado Sánchez, Directora.

  • Emilio Sánchez Ruiz, Servicios Generales.

  • Fini Abad Luque, Responsable del área de Recepción.

                                                                                        EMPRESAS COLABORADORAS

                                                                                  

                                                                                               EMPRESAS AMIGAS