FeedFacebookTwitterYoutube

                       

Un ejemplo en bilingüismo

 

El final de curso es siempre una buena ocasión para hacer balance de los objetivos que se han cumplido durante el año escolar, así como de aquellos que no se han podido llevar a cabo. También es el momento de plantearnos nuevos retos, nuevas metas, como la implantación de un programa bilingüe en nuestro centro.

En este último artículo del curso escolar que finaliza, hemos querido presentar la experiencia de uno de los primeros centros de ECA en implantar un programa bilingüe: el Colegio Santa Joaquina de Vedruna en Sevilla.

Sus primeros pasos, antes de poder impartir conocimiento del medio en primero y segundo de Primaria, fueron llevar a cabo un estudio de sostenibilidad y de viabilidad del proyecto, así como diseñar un plan de formación lingüística del profesorado y un plan de formación metodológica en AICLE, siempre con la supervisión de la dirección del centro. Además, el profesorado siempre estaba abierto a buenas prácticas como las estructuras Kagan, el uso de material de fabricación propia y la inclusión de canciones, apoyos visuales y juegos. Ese programa de formación permanente del profesorado ha tenido su continuidad y así dedican un tiempo específico en las reuniones a la formación continua en metodología AICLE, y para la comunicación entre los docentes del mismo grupo, para apoyarse y trabajar de manera fluida con los alumnos. Tienen, además, un programa de Coaching para apoyar una metodología activa y el colegio apuesta por una formación de calidad que sirve para todas las áreas, bilingües o no, como el aprendizaje Kagan, Inteligencias Múltiples, ABP, Rutinas de Pensamiento, etc.

De esta forma, los alumnos de la ESO ya pueden trabajar áreas como la música, la educación física y las ciencias sociales en inglés. Durante estos años de intenso trabajo han sido muchos los logros conseguidos, así como las dificultades que han ido surgiendo y a las que han tenido que hacer frente. Debra Lacovic, coordinadora bilingüe del centro, destaca como logro fundamental el trabajar una asignatura en otro idioma, lo que no es siempre tan fácil. Se necesita preparación, tanto para el lenguaje de las clases y de los contenidos, como para una variedad de actividades útiles, comunicativas y apropiadas al nivel de los alumnos. En relación con el trabajo con los alumnos de necesidades específicas de apoyo educativo y los alumnos NEE, destaca que las actividades en pareja y en equipos ayudan mucho a este tipo de alumnos.

Por otra parte, el uso de apoyo visual, canciones, actividades, que incluyen movimientos, y la repetición en el aula bilingüe, son también de una gran ayuda, llegando incluso, según la necesidad del alumno, a trabajar el contenido aparte en español adaptado a su nivel.

Santa Joaquina de Vedruna es uno de tantos ejemplos que podríamos contar sobre nuestros 400 centros de Escuelas Católicas en Andalucía que, año tras año, siguen concienciándose y avanzando en torno al fomento del bilingüismo en sus aulas, preparando a sus alumnos para el mundo global del futuro y, cada día más, del presente.

Lola Ufano.

Coordinadora del Departamento de Bilingüismo de ECA

Una escuela que descansa

 

El capítulo segundo del libro del Génesis nos narra no sólo el descanso de Dios tras su obra creadora en la séptima jornada, sino la santificación de dicho día. Desde tiempos inmemoriales, el buen judío cumple escrupulosamente con el precepto sabático no haciendo nada. Algunos judíos, más rigurosos, tienen incluso contados los pasos que está permitido dar para no incumplir la norma; o es posible que un turista que visita Tierra Santa, se tope con sorpresa en algún hotel con el ascensor del sabat, un elevador que se para en cada planta, evitando así que el judío promueva el movimiento con sus dedos.

El descanso, por tanto, no sólo es necesario, es un mandato divino. Y es que descansar no es cualquier cosa, de ahí que también en esta faceta nos hagamos responsables de en qué invertimos nuestro tiempo. Descansar sirve, entre otras cosas, para tomar distancia. Las religiones orientales insisten en la necesidad de desidentificarnos de nuestros pensamientos, es decir, la capacidad de observarnos desde fuera, como si fuésemos “otro yo” que contempla nuestro funcionamiento cerebral o emocional. Esa mirada desde fuera, permite vernos con una claridad especial que no suele ocurrir cuando estamos identificados con lo que pensamos o sentimos en un momento determinado.

El verano es bueno para tomar la distancia apropiada, no sólo porque nuestro cuerpo físico nos los exija, sino porque nos permite ver con mayor claridad lo que hacemos el resto del tiempo. Tan importante es trabajar, y hacerlo bien, como reflexionar, evaluar y discernir sobre nuestro quehacer. Estamos imbuidos en la innovación educativa, en la formación del profesorado, en las evaluaciones y acompañamiento a familias y alumnos. En medio de todo esto necesitamos descansar, pararnos, hacer silencio para vernos desde fuera. Hemos de poner nombre a lo que hacemos durante el año para preguntarnos si queremos seguir haciendo lo mismo.

El vocablo “responsabilidad” comparte raíz con “respuesta”. Ser responsable es, por tanto, tener la capacidad de emitir una respuesta a una llamada recibida. Sólo podremos responder de manera adecuada cuando nos detengamos a pensar sobre cómo está siendo nuestra participación en el mundo. Porque los miembros de la escuela no sólo respondemos a la educación, también lo hacemos a nuestras familias, a nuestras amistades y, en definitiva, a todo con lo que estamos comprometidos en la vida.

La práctica del retiro tiene una profunda tradición cristiana. Los evangelistas nos narran cómo Jesús se retiraba al desierto antes de emprender su misión por determinados lugares. Los cristianos se han retirado de diversas formas y maneras a lugares apartados, donde poder escuchar la voz de Dios de la que, a veces, el ruido del día a día nos priva. Momento único y especial el que se nos abre hasta septiembre para la reflexión, la oración, y el distanciamiento de tantas cosas. Ojalá que no seamos tan absurdos de desaprovecharlo.

Feliz y provechoso descanso para todos.

 

Antonio Luis Ferreira Siles

Departamento Pedagógico de Escuelas Católicas de Andalucía

Como en casa

Así han dado y están dando la vuelta por toda la geografía española las Jornadas Nacionales de Pastoral Educativa de Escuelas Católicas. En Andalucía tuvimos la suerte de contar con dos ediciones en los meses de Enero y Febrero, en Sevilla y Granada respectivamente. Cerca de setecientos docentes de nuestras escuelas se dieron cita para desentrañar lo que un cartel con una pequeña en calcetines y el título “Como en casa” encerraban.

Me quedé mirando el cartel, y me pregunté: ¿te has fijado en la imagen? Un escenario neutro, que podría ser un hogar de tantos, o el hogar de cualquiera de nuestros alumnos y alumnas. Incluso podría ser cualquiera de nuestras escuelas, cualquiera de los espacios a los que estamos acostumbrados a pisar para encontrarnos con ellos diariamente.

Pero el escenario no es el protagonista de la imagen, en la imagen pasó a un segundo plano cuando tomé conciencia de que la protagonista es una niña. Ella pone el color, la vida, el sentimiento, la felicidad a la imagen… ella es la protagonista de lo que se presentaba ante mis ojos… su mirada cómplice, su sonrisa sincera, su postura poco convencional me llamaron poderosamente la atención.

Las JP2017 las abrió Virginia Cagigal,acompañándonos en la Exhortación Apostólica “Amoris Laetitia”; El Papa Francisco en la Exhortación nos invita a que tengamos la mirada puesta en Jesús, que vivamos  la  vocación de la familia. En sus indicaciones pastorales el Papa señala la importancia de acompañar pastoralmente a las familias. “No se trata solamente de presentar una normativa, sino de proponer valores.”(Núm. 201). Hace una llamada a fortalecer la educación de los hijos. Hay que caer en la cuenta de la importancia de educar correctamente a los hijos. Es indispensable que los padres brinden educación ética a sus hijos sobre todo a partir de su propio ejemplo de vida. La Exhortación concluye señalando que la familia debe ser una escuela de hospitalidad, lugar de unión y de comunión.

Unas primeras bases para después concretar en una manera práctica como vivir en la familia hoy. Fernando Vidalnos habló de “El reloj de la familia”. Un método práctico que nos invita a vivir ocho sesiones dedicadas a mirar desde “el corazón” un aspecto concreto: se crea la disponibilidad y entrega, a la revisión y a cambiar, si es preciso, algunos aspectos del proyecto de pareja; se experimenta la gratitud por la historia común; se explicita el proyecto de familia compartido hasta ese momento; se examina cómo se desarrolla libremente cada miembro; se capacita para la toma de decisiones en común ; se aprende de los fracasos y las crisis; se capacita para el perdón y la reconciliación; finalmente se reformula el proyecto a la luz de todo lo aprendido.

La tarde fue un momento más experiencial. Contamos con la presencia de la Familia Marianista (Iñaki Sarasúa en Granada y Juan Eduardo Arnáiz) ellos nos iluminaron desde el camino que han ido recorriendo pastoralmente haciendo una apuesta institucional por la pastoral familiar… con ellos vimos que la familia es el don preciado que Dios nos ha regalado y son las familias quienes nos han confiado el cuidado de sus hijos e hijas para que juntos vayamos acompañando su crecimiento humano y cristiano. Su historia y las claves de su pastoral familiar, así como los pasos y acciones dadas en estos años y un proyecto de organización y sostenibilidad de la Pastoral Familiar, marcaron el  intercambio de conocimientos y buenas prácticas en el ámbito pastoral con la familia, desde su proyecto, que nos puede servir de inspiración para que podamos abrir nuevos caminos en nuestros centros.

Finalmente, cerraron las Jornadas las imágenes (más que las palabras) de Myriam Artola, fundadora de Muxotepotolobat. A través del pensamiento visual nos introdujo en un lenguaje nuevo, y no tan nuevo: el dibujo, para poder expresar y comunicar, para poder hacer llegar el mensaje más allá de la palabra, con la imagen… con el color…

Volví a mirar el cartel, volví al color y a las imágenes… y me di cuenta que no era un hogar cualquiera, que era nuestra escuela, la escuela católica. Me di cuenta que nuestra vocación educadora nace de la llamada que Dios nos hace a poner a nuestros alumnos en el lugar de protagonistas en nuestra misión evangelizadora… ellos son los que nos dan color a nuestra razón de ser. Cómo nos miran, cómo nos sonríen, cómo dejan el libro a un lado para empezar una aventura apasionante: hacer que en la escuela, nos sintamos como en casa. Aunque, a veces, no se sienten en el sofá con los pies para arriba.

 

Miguelángel López Martínez

Pastoral ECA

 

Buenas prácticas del bilingüismo

La enseñanza de idiomas extranjeros es fundamental para asegurar a las nuevas generaciones de estudiantes unas buenas perspectivas laborales, así como las máximas posibilidades de promoción y de movilidad. En este sentido, existen en nuestros centros muchos docentes, que con su buen hacer, vocación, dedicación, creatividad, esfuerzo y entusiasmo, buscan mejorar su práctica docente y favorecer el aprendizaje de sus alumnos en distintos niveles educativos y en contextos muy diversos.

Estas acciones se consideran “Buenas Prácticas”, es decir, actuaciones o experiencias que, persiguiendo unos objetivos determinados, promueven una metodología innovadora, creativa, motivadora, eficaz y útil en la enseñanza del inglés,  las áreas bilingües y el ambiente bilingüe del Colegio y que, además, pueden tener continuidad en el proceso de enseñanza-aprendizaje y pueden aplicarse en otros colegios.

Un claro ejemplo de buenas prácticas educativas en el área de inglés lo constituyen los proyectos creados por  Antonio Cortés Recio, profesor de inglés del Colegio Cardenal Spínola en la localidad de Sanlúcar La Mayor, provincia de Sevilla.

El proyecto “Undergrounding London” es un proyecto pedagógico para la clase de inglés de secundaria que permite a los alumnos mejorar su dominio del idioma de forma atractiva y natural a través de un viaje virtual a la ciudad de Londres. A través de este proyecto, se consigue dinamizar el aula, hacer a los alumnos protagonistas de su propio aprendizaje, crear un buen clima, estimular la creatividad y en todo momento proporcionar feedback.  “Undergrounding London” cuenta además con una versión para los más pequeños, “My Little Map of London”, proyecto en el que un divertido mapa de Londres y los cuatro simpáticos autobuses que viven en él, conducen a los niños de Infantil hacia el universo de la lengua inglesa de forma lúdica y manipulativa, con el apoyo e implicación de las familias.

Os invitamos a visitar los siguientes blogs http://undergroundinglondon.blogspot.com.es/ y http://mylittlemapoflondon.blogspot.com.es/ para conocer aún más estos dos interesantes proyectos educativos.

Lola Ufano

Departamento de Bilingüismo de ECA

Una escuela que se forma

En los cursos para directivos y orientadores escolares que se están celebrando en nuestra sede de escuelas católicas de Andalucía, la primera sesión consistió en un taller en el que los participantes, reunidos en una sala en grupos de cinco personas, tenían que reproducir una figura que se encontraba fuera de la sala de trabajo. La consigna dada por los ponentes consistía en que los miembros de los grupos podían salir a contemplar la figura (de manera individual y todas las veces que necesitasen) y, al volver, trasmitir la información para que junto con el resto del grupo se construyese una imagen idéntica.

Lo curioso del experimento fue que todos los grupos, sin excepción, llevaron a cabo tan sólo cinco visitas (una por miembro del equipo) para contemplar la imagen en cuestión, lo que produjo un gran gasto de tiempo y dificultades para obtener la imagen final y así acabar la tarea satisfactoriamente. Si los grupos hubiesen optado por enviar a sus mensajeros 20 o 30 veces, el trabajo se habría completado en apenas 15 minutos.

Obtener información de la tarea que había que completar era la metáfora de la formación que los educadores necesitamos para hacer mejor nuestro trabajo. Pero en ocasiones somos parcos en llevarla a cabo. Si sabemos más, si estamos más preparados, nuestra tarea será más fácil, más llevadera, pero sobre todo mucho más eficiente.

En estos momentos la escuela está viviendo un momento crucial en el que está en juego su reputación y su buen hacer. Colegios y fundaciones están optando por una formación sólida del profesorado a fin de conseguir los mejores resultados para sus alumnos. Algunas de estas formaciones se están acogiendo a “la moda del momento”, con el peligro que supone saber de casi todo pero de manera poco profunda. Todos conocemos colegios que están siendo referentes en innovación educativa. Centros que tras una profunda reflexión sobre su tarea están implementando nuevas formas de proceder que les están aportando resultados muy positivos. Todos ellos han hecho una opción por la formación de sus profesores, que a su vez supone un sacrificio en tiempo y dinero.

Replantearse y optar por una sólida formación, organizada, discernida y poniendo en el centro a los propios alumnos y sus familias debiera ser nuestra seña de identidad (entre otras), en una escuela que pretende centrar sus esfuerzos en la persona, que es la directriz principal del evangelio. Como escuela católica tenemos la tarea de separar la paja del trigo y ser muy cuidadosos en aquello que elegimos para formar a nuestros claustros.

Los educadores tenemos la apasionante tarea de ser guía y referencia para chicos y chicas que habrán de enfrentarse al mundo. Personas que construyan un mundo mejor, donde se viva desde la inclusión, el respeto y el amor al prójimo. Toda la formación que hagamos será poca para esta inmensa e ilusionante labor.

Antonio Luis Ferreira Siles

Departamento pedagógico de ECA

                                                                                        EMPRESAS COLABORADORAS

                                                                                  

                                                                                               EMPRESAS AMIGAS