FeedFacebookTwitterYoutube

                       

Como en casa

Así han dado y están dando la vuelta por toda la geografía española las Jornadas Nacionales de Pastoral Educativa de Escuelas Católicas. En Andalucía tuvimos la suerte de contar con dos ediciones en los meses de Enero y Febrero, en Sevilla y Granada respectivamente. Cerca de setecientos docentes de nuestras escuelas se dieron cita para desentrañar lo que un cartel con una pequeña en calcetines y el título “Como en casa” encerraban.

Me quedé mirando el cartel, y me pregunté: ¿te has fijado en la imagen? Un escenario neutro, que podría ser un hogar de tantos, o el hogar de cualquiera de nuestros alumnos y alumnas. Incluso podría ser cualquiera de nuestras escuelas, cualquiera de los espacios a los que estamos acostumbrados a pisar para encontrarnos con ellos diariamente.

Pero el escenario no es el protagonista de la imagen, en la imagen pasó a un segundo plano cuando tomé conciencia de que la protagonista es una niña. Ella pone el color, la vida, el sentimiento, la felicidad a la imagen… ella es la protagonista de lo que se presentaba ante mis ojos… su mirada cómplice, su sonrisa sincera, su postura poco convencional me llamaron poderosamente la atención.

Las JP2017 las abrió Virginia Cagigal,acompañándonos en la Exhortación Apostólica “Amoris Laetitia”; El Papa Francisco en la Exhortación nos invita a que tengamos la mirada puesta en Jesús, que vivamos  la  vocación de la familia. En sus indicaciones pastorales el Papa señala la importancia de acompañar pastoralmente a las familias. “No se trata solamente de presentar una normativa, sino de proponer valores.”(Núm. 201). Hace una llamada a fortalecer la educación de los hijos. Hay que caer en la cuenta de la importancia de educar correctamente a los hijos. Es indispensable que los padres brinden educación ética a sus hijos sobre todo a partir de su propio ejemplo de vida. La Exhortación concluye señalando que la familia debe ser una escuela de hospitalidad, lugar de unión y de comunión.

Unas primeras bases para después concretar en una manera práctica como vivir en la familia hoy. Fernando Vidalnos habló de “El reloj de la familia”. Un método práctico que nos invita a vivir ocho sesiones dedicadas a mirar desde “el corazón” un aspecto concreto: se crea la disponibilidad y entrega, a la revisión y a cambiar, si es preciso, algunos aspectos del proyecto de pareja; se experimenta la gratitud por la historia común; se explicita el proyecto de familia compartido hasta ese momento; se examina cómo se desarrolla libremente cada miembro; se capacita para la toma de decisiones en común ; se aprende de los fracasos y las crisis; se capacita para el perdón y la reconciliación; finalmente se reformula el proyecto a la luz de todo lo aprendido.

La tarde fue un momento más experiencial. Contamos con la presencia de la Familia Marianista (Iñaki Sarasúa en Granada y Juan Eduardo Arnáiz) ellos nos iluminaron desde el camino que han ido recorriendo pastoralmente haciendo una apuesta institucional por la pastoral familiar… con ellos vimos que la familia es el don preciado que Dios nos ha regalado y son las familias quienes nos han confiado el cuidado de sus hijos e hijas para que juntos vayamos acompañando su crecimiento humano y cristiano. Su historia y las claves de su pastoral familiar, así como los pasos y acciones dadas en estos años y un proyecto de organización y sostenibilidad de la Pastoral Familiar, marcaron el  intercambio de conocimientos y buenas prácticas en el ámbito pastoral con la familia, desde su proyecto, que nos puede servir de inspiración para que podamos abrir nuevos caminos en nuestros centros.

Finalmente, cerraron las Jornadas las imágenes (más que las palabras) de Myriam Artola, fundadora de Muxotepotolobat. A través del pensamiento visual nos introdujo en un lenguaje nuevo, y no tan nuevo: el dibujo, para poder expresar y comunicar, para poder hacer llegar el mensaje más allá de la palabra, con la imagen… con el color…

Volví a mirar el cartel, volví al color y a las imágenes… y me di cuenta que no era un hogar cualquiera, que era nuestra escuela, la escuela católica. Me di cuenta que nuestra vocación educadora nace de la llamada que Dios nos hace a poner a nuestros alumnos en el lugar de protagonistas en nuestra misión evangelizadora… ellos son los que nos dan color a nuestra razón de ser. Cómo nos miran, cómo nos sonríen, cómo dejan el libro a un lado para empezar una aventura apasionante: hacer que en la escuela, nos sintamos como en casa. Aunque, a veces, no se sienten en el sofá con los pies para arriba.

 

Miguelángel López Martínez

Pastoral ECA

 

Buenas prácticas del bilingüismo

La enseñanza de idiomas extranjeros es fundamental para asegurar a las nuevas generaciones de estudiantes unas buenas perspectivas laborales, así como las máximas posibilidades de promoción y de movilidad. En este sentido, existen en nuestros centros muchos docentes, que con su buen hacer, vocación, dedicación, creatividad, esfuerzo y entusiasmo, buscan mejorar su práctica docente y favorecer el aprendizaje de sus alumnos en distintos niveles educativos y en contextos muy diversos.

Estas acciones se consideran “Buenas Prácticas”, es decir, actuaciones o experiencias que, persiguiendo unos objetivos determinados, promueven una metodología innovadora, creativa, motivadora, eficaz y útil en la enseñanza del inglés,  las áreas bilingües y el ambiente bilingüe del Colegio y que, además, pueden tener continuidad en el proceso de enseñanza-aprendizaje y pueden aplicarse en otros colegios.

Un claro ejemplo de buenas prácticas educativas en el área de inglés lo constituyen los proyectos creados por  Antonio Cortés Recio, profesor de inglés del Colegio Cardenal Spínola en la localidad de Sanlúcar La Mayor, provincia de Sevilla.

El proyecto “Undergrounding London” es un proyecto pedagógico para la clase de inglés de secundaria que permite a los alumnos mejorar su dominio del idioma de forma atractiva y natural a través de un viaje virtual a la ciudad de Londres. A través de este proyecto, se consigue dinamizar el aula, hacer a los alumnos protagonistas de su propio aprendizaje, crear un buen clima, estimular la creatividad y en todo momento proporcionar feedback.  “Undergrounding London” cuenta además con una versión para los más pequeños, “My Little Map of London”, proyecto en el que un divertido mapa de Londres y los cuatro simpáticos autobuses que viven en él, conducen a los niños de Infantil hacia el universo de la lengua inglesa de forma lúdica y manipulativa, con el apoyo e implicación de las familias.

Os invitamos a visitar los siguientes blogs http://undergroundinglondon.blogspot.com.es/ y http://mylittlemapoflondon.blogspot.com.es/ para conocer aún más estos dos interesantes proyectos educativos.

Lola Ufano

Departamento de Bilingüismo de ECA

Una escuela que se forma

En los cursos para directivos y orientadores escolares que se están celebrando en nuestra sede de escuelas católicas de Andalucía, la primera sesión consistió en un taller en el que los participantes, reunidos en una sala en grupos de cinco personas, tenían que reproducir una figura que se encontraba fuera de la sala de trabajo. La consigna dada por los ponentes consistía en que los miembros de los grupos podían salir a contemplar la figura (de manera individual y todas las veces que necesitasen) y, al volver, trasmitir la información para que junto con el resto del grupo se construyese una imagen idéntica.

Lo curioso del experimento fue que todos los grupos, sin excepción, llevaron a cabo tan sólo cinco visitas (una por miembro del equipo) para contemplar la imagen en cuestión, lo que produjo un gran gasto de tiempo y dificultades para obtener la imagen final y así acabar la tarea satisfactoriamente. Si los grupos hubiesen optado por enviar a sus mensajeros 20 o 30 veces, el trabajo se habría completado en apenas 15 minutos.

Obtener información de la tarea que había que completar era la metáfora de la formación que los educadores necesitamos para hacer mejor nuestro trabajo. Pero en ocasiones somos parcos en llevarla a cabo. Si sabemos más, si estamos más preparados, nuestra tarea será más fácil, más llevadera, pero sobre todo mucho más eficiente.

En estos momentos la escuela está viviendo un momento crucial en el que está en juego su reputación y su buen hacer. Colegios y fundaciones están optando por una formación sólida del profesorado a fin de conseguir los mejores resultados para sus alumnos. Algunas de estas formaciones se están acogiendo a “la moda del momento”, con el peligro que supone saber de casi todo pero de manera poco profunda. Todos conocemos colegios que están siendo referentes en innovación educativa. Centros que tras una profunda reflexión sobre su tarea están implementando nuevas formas de proceder que les están aportando resultados muy positivos. Todos ellos han hecho una opción por la formación de sus profesores, que a su vez supone un sacrificio en tiempo y dinero.

Replantearse y optar por una sólida formación, organizada, discernida y poniendo en el centro a los propios alumnos y sus familias debiera ser nuestra seña de identidad (entre otras), en una escuela que pretende centrar sus esfuerzos en la persona, que es la directriz principal del evangelio. Como escuela católica tenemos la tarea de separar la paja del trigo y ser muy cuidadosos en aquello que elegimos para formar a nuestros claustros.

Los educadores tenemos la apasionante tarea de ser guía y referencia para chicos y chicas que habrán de enfrentarse al mundo. Personas que construyan un mundo mejor, donde se viva desde la inclusión, el respeto y el amor al prójimo. Toda la formación que hagamos será poca para esta inmensa e ilusionante labor.

Antonio Luis Ferreira Siles

Departamento pedagógico de ECA

…el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros… (Jn 1,14)

En la escuela, en la acción pastoral y evangelizadora de nuestra misión diaria, en la gestión y administración, en la calidad, en la innovación educativa, en los programas de actualización pedagógica y docente, buscamos continuamente la manera de ir poniéndonos al día y estar a la última, porque queremos que nuestros alumnos y alumnas, así como nuestras comunidades educativas sean, cada vez más, plataforma de crecimiento para formar a las generaciones futuras. Queremos que nuestra educación sea de calidad y de humanidad. Y he ahí la cuestión, hacer de nuestra escuela una plataforma “humanizadora”.

Llega el momento que abrimos el Evangelio, por el primer capítulo de San Juan, que nos dice que Dios se humaniza; que Dios se hace hombre, como tú y como yo; como cada uno de los niños y niñas de nuestras aulas. Hacerse carne, hacerse uno de nosotros, esa fue la razón por la que Dios quiso habitar entre nosotros. Esa fue su pedagogía y la llamada que nos hace hoy a tantos docentes y evangelizadores que gastamos nuestras vidas al servicio de los niños y jóvenes en la escuela. Su pedagogía fue (como bien pudimos comprobar en las Jornadas Pedagógicas de ECA celebradas en Sevilla y Granada en el mes de noviembre) la de tocar los corazones de la gente, la de llamar a la puerta de las emociones,  la de acompañar la vida.

Llamados a encarnarnos en la realidad de nuestra escuela, de nuestros alumnos, de sus familias, de nuestros compañeros de camino y así, poder ser verdaderos signos visibles del rostro de Dios.

Pagola, en su libro “Jesús. Una aproximación histórica”, utiliza varias afirmaciones sobre Jesús que estructuran su obra. Muchas de ellas nos invitan a reflexionar sobre nuestra tarea evangelizadora, que no es más que humanizar al estilo de Jesús de Nazaret.

Esta Navidad, que está a punto de estrenarse, nos invita a que hagamos nuestras las formas, la manera, la ternura, los sentimientos y emociones de quien un día decidió habitar entre nosotros.

Jesús, como hombre, se hizo un buscador de Dios. Como nosotros, que cada día nos acercamos al espacio sagrado de nuestras aulas para encontrarnos cara a cara con Dios. Los niños son para nosotros la encarnación de Dios en la tarea cotidiana. Buscar a Dios en sus miradas, en sus preguntas, en sus bloqueos y enfados. Buscar a Dios acompañando sus vidas y siendo como Él, poetas de la compasión. Acercándonos a ellos con misericordia y hacer de nuestras vidas una narración de las parábolas de la oveja perdida, de la mujer y el dracma, y reflejar que Dios es pura misericordia, haciendo de nuestra tarea docente un verdadero espacio de perdón, porque “lo que hacéis con cada uno de estos más pequeños, conmigo lo hacéis” (Mt 25,40)

Así llegaremos a ser como Jesús maestro de vida y defensor de los últimos. Está en nuestras manos, tenemos en juego la vida de tantos y tantos pequeños que nos llegan desde diversos contextos socioculturales! Jesús maestro de una vida diferente, Jesús fue un maestro poco convencional, su pedagogía no estaba en los libros, estaba en las manos, en la mirada, en los abrazos, en la palabra que nacía de su corazón y desde ahí tocaba los corazones de quienes estaban al margen del camino, siempre defendiendo a los últimos, a los necesitados… a tantos niños y niñas que reclaman con su actitud una mirada de ternura y compasión. Los últimos, los pequeños, los olvidados, los que molestan y  no avanzan, los que en casa no tienen apoyo y ven en nuestros gestos y palabras la luz necesaria para seguir construyendo su camino de felicidad.

La historia de salvación sigue escribiéndose hoy en cada uno de los rincones de nuestros colegios; el sueño de Dios para la humanidad sigue narrándose en la vida de nuestras comunidades educativas; el Reino de Dios sigue amaneciendo en la mirada de nuestros alumnos.

Como diría Juan Manuel Alarcón en las últimas Jornadas Pedagógicas de Escuelas Católicas: “Demos al Séneca lo que es del Séneca, y a Dios lo que es de Dios” y pongamos las fuerzas en aquello por lo que se nos va la vida: que todos los hombres, que todos los niños y niñas de nuestras escuelas, que todos los que formamos la gran comunidad educativa de la escuela católica, seamos felices y lleguemos al conocimiento de la verdad.

Que siempre sea Navidad en nuestras escuelas. Que cada mañana al abrir sus puertas, entre ese olor inigualable de un Dios que, por amor, se hizo hombre en Navidad, para hacer un poquito más humana nuestra propia humanidad.

Miguelángel López Martínez

Responsable del Departamento de Pastoral de Escuelas Católicas Andalucía

 

 

 

 

 

La diferencia está en los idiomas

Todos somos conscientes de que al estar inmersos en un mundo globalizado, con empresas multinacionales que operan en cualquier parte del mundo, con las posibilidades comerciales que abre Internet a empresas y clientes ubicados en cualquier parte del planeta, el dominio de los idiomas se está convirtiendo en una necesidad vital. Si además hablamos de búsqueda de  empleo, el dominio de una segunda lengua puede ser la clave para conseguirlo.

Nuestros centros, día a día, contribuyen en este sentido a que nuestros alumnos se preparen para la vida, para la autonomía personal y facilitan su crecimiento personal en un contexto grupal y comunitario; de ahí la gran apuesta que han realizado en cuanto a la enseñanza y la certificación oficial de los idiomas, en concreto, del idioma inglés.

La certificación oficial de los exámenes constituye una herramienta de evaluación necesaria para que nuestros alumnos estén preparados para un cada vez más exigente mercado laboral; además, es un indicador objetivo que ayuda  a comprobar los resultados visibles de la inclusión del bilingüismo en el centro.

En este sentido, en el pasado curso 2015-2016, los centros BEDA de ECA  presentaron a los exámenes de Cambridge a un total de 2322 candidatos, lo que supone un incremento de un 51´37% con respecto al pasado curso 2014-2015, reflejo del compromiso de nuestros centros con la potenciación del bilingüismo y de su buen hacer. Especialmente significativo resulta el dato de candidatos presentados a los niveles superiores de certificación de Cambridge English (KET, PET, FCE, CAE) donde el total asciende a 1001 candidatos, de los cuáles 20 corresponden al nivel C1 (CAE) que aparece por primera vez en la lista.

Lola Ufano

Departamento Bilingüismo ECA

                                                                                        EMPRESAS COLABORADORAS

                                                                                  

                                                                                               EMPRESAS AMIGAS