FeedFacebookTwitterYoutube

                       

Una asamblea para mirar al futuro

La asamblea de Escuelas Católicas de Andalucía (ECA) celebrada en Sevilla en el mes de marzo ha supuesto un importante paso para abordar la realidad de esta organización y el modelo que pretende seguir en su servicio a los colegios de la región.

En la asamblea se pusoclaramente de manifiesto las dificultades a las que se enfrentan los más de 413 colegios concertados de la región debido a la crisis económica pero también al actual contexto político, tanto por la falta de consenso en torno a la Lomce como por la incertidumbre que plantea la Junta de Andalucía con respecto a los colegios concertados.

Sin embargo, también se mostró una importante predisposición por parte de los presentes a la suma de voluntades para poner en marcha cuanto antes soluciones que permitan no sólo solventar los problemas del día a días en nuestros centros sino también mirar al futuro con cierta perspectiva hacia dónde avanza la Educación y dónde queremos que esté nuestra organización.

A la asamblea asistió el delegado Territorial de  Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía en Sevilla, Francisco Díaz Morillo, quien mostró en nombre del nuevo consejero, Luciano Alonso, una “intención de diálogo sincero y amplio” por parte de la Administración autonómica.

Díaz Morillo respondió así al discurso previo de la presidenta de ECA, Rocío Ortiz, quien precisamente pidió a la Junta un “diálogo sincero y amplio porque estamos convencidos que como patronal mayoritaria tenemos mucho que aportar”. La máxima responsable de ECA también consideró necesario un diálogo estrecho entre nuestras instituciones y con la Iglesia Diocesana. “Un diálogo evangélico, fraternal y generoso  con quién menos tienen. Sólo así  vamos a poder transmitir ese mensaje de unidad tan necesario hacia fuera y también hacia dentro de nosotros”, subrayó.

A la asamblea también asistió el secretario general de Escuelas Católicas (EC), José María Alvira, quien hizo un llamamiento a la unidad en nuestra organización. “Esta es nuestra fortaleza. Unión intercongregacional y entre congregaciones y diócesis. Porque somos conscientes que navegamos en la misma dirección”. Junto a ello, destacó la necesidad de “fortalecer nuestra institución, tanto a nivel autonómico como nacional. Y debemos ser conscientes que la Instituciones Titulares no son meros clientes de Escuelas Católicas, sino partícipes en la vida de esta institución”.

Grandes retos

Dos fueron los principales temas abordados por los asistentes en la asamblea: el descenso de la natalidad y el futuro de la organización de ECA. Sobre el primer punto, José María Alvira recordó que en primer lugar que “una nueva realidad es el mapa cambiante de las Instituciones Titulares. Desde hace tiempo, hay disminución de presencia religiosa en los centros educativos, y es bueno ser conscientes de esta nueva realidad y hay que estar atentos a las necesidades que surjan”.

Para ello, explicó que se ha creado desde FERE CECA, la Fundación Canónica Santo Tomás de Aquino, que abarca Andalucía, Extremadura y Canarias. “Es una oportunidad para que muchos centros puedan seguir existiendo con su carisma católico”.

Con respecto al segundo, el secretario autonómico de ECA, Carlos Ruiz, insistió en la necesidad de una mayor unidad y coordinación con los Titulares y con las provincias para prestar mejor servicio a los centros. Ruiz presentó los objetivos de ECA para el curso 2014-15, que fueron aprobados por unanimidad de los 33 asistentes a la asamblea.

Asimismo, apostó por el fortalecimiento de los servicios que ofrece Escuelas Católicas de Andalucía a los centros, en línea con los ya iniciados este curso, y una disminución de costes de la organización. En ese sentido, el gerente de Deloitte, Rafael Serrano, al informar sobre la auditoría y revisión de cuentas de FERE CECA Andalucía, recordó que “se puede denotar cómo el coste de los servicios prestados ha excedido el importe de las cuotas de asociados, y este exceso se ha venido cubriendo con los ingresos por acuerdos de colaboración y por los contratos programas”. “Si no recuperamos esos ingresos de cara al presupuesto 2014  (incrementar los ingresos: cuotas por cuotas de asociados o por acuerdos de colaboración), sería necesario disminuir el coste de los servicios”, señaló.

En ese sentido, la dirección de ECA realizó una propuesta de incremento de la cuota de asociado en 5 €/aula, proponiéndose por tanto fijar la cuota de asociado para el año 2014 en 31€/aula. Esta propuesta fue sometida a votación y fue aprobada por 28 votos a favor, 2 en contra y 1 abstención.

La Asamblea también votó la renovación de algunos de los cargos de la Junta Directiva. En concreto, fue elegida vicepresidenta de ECA Cinta Bayo, superiora provincial de las Esclavas del Divino Corazón – Provincia Sur. También fueron elegidos vocales María del Carmen Polo Brazo, delegada de Educación de las Hijas de la Caridad; y reelegidos Rafael García Porras, delegado de Educación de HH. Maristas, y Juan Villarejo López, delegado de Escuelas de Salesianos. Igualmente, se ratificó a dos vocales que han cambiado de institución a la que representan: Alberto Benito Peregrina, representante de la Archidiócesis de Sevilla, y Juan Rueda Esteban, representante de la Fundación Loyola.

Para finalizar la asamblea, el Secretario Autonómico agradeció públicamente el trabajo del personal de la sede por su implicación, así como la dedicación desinteresada de los miembros de la junta directiva, para continuar dando lectura a una Declaración Final de la Asamblea.

                                                                                        EMPRESAS COLABORADORAS

                                                                                  

                                                                                               EMPRESAS AMIGAS